¿Te sorprende el título de este post o lo tienes muy claro? ¿Alguien duda sobre el significado de “fardar”? Esta es la definición que nos da el diccionario de la RAE: Presumir, jactarse, alardear. En nuestros perfiles de Facebook es algo que hacemos constantemente. Que nos tomamos una cañita con bravas en una terracita, pues ala, foto a Facebook. ¿Estrenamos look? Venga, selfie calentito a Facebook, en la puerta de la peluquería. Bueno, unos lo hacemos más que otros, pero todos fardamos en mayor o menor medida delante de nuestros amigos. ¿Actuamos igual ante nuestros fans?

#1 Fan page = farda de tu negocio

Si tienes un negocio te interesa tener una Fan page (=página en Facebook), salvo que tu público potencial no esté. Facebook es un escaparate online y como tal te lo tienes que plantear. ¿Qué vas a publicar en tu página de Facebook? Aquí es donde entra lo de fardar. Esta palabra tendría que ser como un mantra para crear tus contenidos en Facebook. Si dudas, pregúntate si es un contenido para fardar. Si la respuesta es sí, adelante y publica.

#2 Inventario para fardar en Facebook

Ojo, que no todo vale. Todos conocemos a un sujeto-a que siempre farda de algo y se hace pesadísimo. Como en tantos otros temas de Marketing, en la variedad está el gusto. Haz un inventario de las cosas de las que puedes presumir y combina estos contenidos de forma equilibrada. Aquí van algunos:

  • Producto o servicio: por supuesto, lo que haces tiene que estar en tu página de Facebook, pero sin pasarse, tendría que estar entre el 50 y el 75% de tus actualizaciones (esto último ya es mucho). Destaca siempre lo que puede aportar tu producto o servicio a tus fans (al fin y al cabo, posteas por y para ellos). Y esmérate en la forma de tus publicaciones: usa imágenes, textos y vídeos bien editados e identificables con tu marca, con personalidad. ¿Una imagen vale más que 1000 palabras? En Facebook sí, lo visual se comparte más, que es lo que te interesa.
  • Equipo: a todos nos gusta ver a las personas que están detrás de los productos o servicios que consumimos. Nos da una impresión de cercanía y esto se traslada al negocio que promocionamos. Las entradas en las que vemos a un equipo en acción suelen tener porcentajes de participación de los fans mucho más elevados que el resto. Puede ser una imagen de felicitación de Navidad o algo mucho más banal y cotidiano pero que atraiga por simpático o por interesante.
  • Clientes: fundamental, nuestros clientes nos encantan porque nos permiten dedicarnos a lo que hacemos. Así que ¿por qué no presumir de ellos? Los clientes nos publicitarán en sus redes sociales, nuestros fans tendrán una dosis de cotilleo y todos estaremos felices, en plan romance online.
  • Conocimientos: lo que sabes sobre tu negocio puede ayudar a tus fans en su día a día. Si lo que publicas en Facebook les sirve para mejorar en cualquier aspecto, es más probable que se conviertan en clientes porque estarás en su mente cuando les surja la necesidad de consumir lo que ofreces. Los consejos y las guías son bienvenidos.
  • Eventos: si organizas cualquier tipo de acto, por supuesto que tiene que estar en Facebook. Los eventos son muy jugosos en Facebook porque se pueden postear de forma diversa: creando un Evento como tal en la página, publicando imágenes o vídeos, publicando enlaces con más información, consultando a los fans detalles para organizar el evento… En breve, hasta podremos publicar vídeo en streaming para hacer retransmisiones en directo.
  • Actualidad: estás al día sobre lo último en tu negocio, compártelo con tus fans y te lo agradecerán. Las novedades nos atraen en general.
  • ¿Otros temas? Piensa en cualquier otro aspecto del que puedas fardar que pueda interesar a los fans y que esté relacionado con tu negocio, aunque no sea una relación directa. Por ejemplo, en la página de Facebook de Floristería La Torreta decidimos presumir también de comercios del barrio que las floristas conocían y valoraban. Estos post interesan también a sus fans y a los otros comercios, que los comparten y de paso nos publicitan.

#3 El cómo es importante

Quédate con el primer verbo de la anterior definición de fardar y huye de los otros dos: una cosa es presumir, que lo puedes hacer con toda la gracia y el interés del mundo, y otra es jactarse o alardear. Presume sin complejos pero sin excesos. Encuentra el equilibrio.

#4 ¿Me servirá para vender?

Por supuesto. Si te hace visible te sirve para vender porque las actualizaciones de tu página de Facebook te sitúan en la mente del comprador como una opción a valorar cuando la necesidad de compra surge.

Espero haberte ayudado con las ideas de este post a mejorar tu página de Facebook para lograr destacar. La constancia hará el resto. Pero si no tienes el tiempo necesario o quieres contar con una profesional, déjame tu correo electrónico y contactaré contigo. Benefíciate de mi oferta especial para contrataciones sólo hasta el 10 de marzo.